"Desarme": El Artista Pedro Reyes convierte armas de fuego en instrumentos musicales y forma una orquesta.

“Desarme”: El Artista Pedro Reyes convierte armas de fuego en instrumentos musicales y forma una orquesta.

"Cualquier cosa puede convertirse en material para el arte": mira al artista Pedro Reyes convertir las armas en instrumentos musicales.

El artista mexicano Pedro Reyes convirtio armas de fuego en instrumentos musicales y construye Desarme, una orquesta mecanizada y pacifista con la que pretende indagar la transformación de los instintos negativos en instintos creativos.

Los ocho diferentes instrumentos musicales que componen Desarme son, en realidad, autómatas musicales mecánicos susceptibles de ser programados y controlados por ordenador, lo que permite realizar conciertos con composiciones preparadas de antemano.

pedro-reyes-desarme-arte.jpg

Para este proyecto, que ha sido posible gracias a la colaboración de varios músicos y del estudio Cocolab de México, se han comprado pistolas, fusiles y escopetas incautadas por el ejercito mexicano a cárteles del narcotráfico.

Cuando el artista Pedro Reyes dice “Creo que cualquier cosa puede convertirse en material para el arte”, y en realidad eso quiere decir, cualquier cosa el puede transformarlo en arte.

Pedro Reyes - Artist

Reyes convirtió armas de fuego reales en instrumentos musicales, ha propuesto los grillos como una fuente de proteínas ecológica y ha organizado espectáculos de marionetas con Karl Marx y Adam Smith, explicando las diferentes ideas detrás del socialismo y el capitalismo. Para Reyes, el ser artista no se trata de crear cosas, sino crear experiencias e ideas.

El nativo de la Ciudad de México se define hoy como escultor. “Estoy muy preocupado por la forma y los materiales”, dijo a Art21 en una entrevista exclusiva. Pero como artista, “se le pide que reinvente las reglas”, dijo. “Los artistas cambian la percepción de las cosas”.

En la práctica, esto le da a Reyes un enfoque lúdico para hacer arte. Anima a los espectadores a participar con su trabajo y, a veces, incluso en su creación.

“Amo mi vida, es súper divertida”, le dice a Art21. “Eres como un niño, les pides que hagan lo que deseas y sucede. Es asombroso.”

Con información de News.Artnet y Experimenta.

Ver comentarios