Conoce los 7 tipos de amor e identifica el tuyo

Lo habitual es que las relaciones amorosas experimenten diferentes tipos de amor en su evolución y que las personas pueden vivir uno o varios tipos de amor a lo largo de su vida en una relación o en varias.

El diccionario de la RAE define amor como «sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo». En definitiva, en estas tres primeras entradas de las 14 que tiene la palabra amor, todas hacen referencia a un otro y en ningún caso a uno mismo, si bien el amor propio tiene su propio lugar.

Tipos de amor:

Según la psicología, existen seis tipos de amor: Eros, Ludus, Storge, Manía, Pragma y Ágape.

  • Eros: amor romántico y pasional y tiene que ver con la intensidad de la atracción física.
  • Ludus: amor lúdico que busca la aventura y la diversión y en el que la atracción física también juega un importante papel.
  • Storge: amor amistoso y leal, maduro y comprometido con las relaciones duraderas. Las relaciones sexuales pasan a un segundo plano.
  • Manía: amor maniático que surge de los obsesivo y de los pasional. Suele darse en personas con baja autoestima.
  • Pragma: amor pragmático, realista y práctico que busca los intereses en común, los mismos gustos o la misma clase social.
  • Ágape: amor desinteresado que se basa en el bienestar del otro. No hay celos ni se busca la reciprocidad. Es una combinación de amor romántico con el amistoso y el leal.

Lo habitual es que las relaciones amorosas experimenten diferentes tipos de amor en su evolución y que las personas pueden vivir uno o varios tipos de amor a lo largo de su vida en una relación o en varias.

En el amor son muchas las regiones cerebrales que se activan, especialmente las relacionadas con la recompensa y la motivación. Al estar ante la persona amada o la pensar en ella se activan el hipocampo, el hipotálamo y el córtex del cíngulo anterior de modo que se reduce la ansiedad y el comportamiento a la vez que se incrementa la confianza en la pareja. Por otro lado, también hay áreas que se desactivan y son aquellas responsables de las emociones negativas o de los juicios hacia el otro: la amígdala y el córtex frontal.

En la actualidad existe un profundo debate respecto al amor romántico y a como se ha transmitido a través del arte manteniendo los roles masculino y femenino de protección y sumisión respectivamente y abundando en los estereotipos de género.

Ver comentarios