Matrimonio ¿sin sexo? 5 consejos para salvar tu relación

un matrimonio sin sexo es aquel en el que la unión sexual se da 10 veces al año o menos

Para muchas parejas, la intimidad sexual tiende a esfumarse con el tiempo. La doctora Angela Lee Skurtu, terapeuta y consejera sexual, comenta que ella recibe incontables parejas que le comentan que sus matrimonios por años han venido careciendo de sexo o que los encuentros sexuales son muy escasos.

Ellos asisten a terapias sexuales pare reconstruir su conexión, pero les toca luchar en ese camino de la recuperación. “Para los propósitos de esta discusión, es necesario saber que un matrimonio sin sexo es aquel en el que la unión sexual se da 10 veces al año o menos”.

Consejos para evitar la falta de sexo:

  1. Haga de su relación una prioridad. Busque tiempo para estar a solas al menos tres veces a la semana. Esto pude incluir una cita nocturna, un paseo juntos, arrullarse antes de ir a la cama, compartir un pasatiempo, tomarse un café en la sala, comer y ejercitarse juntos o cualquier otra cosa que les permita estar a solas.
  2. Crear y mantener los rituales de pareja. Estos son hábitos que se comparten entre ambos y son únicos para cada relación. Un ritual puede ser simple o fantástico. Algunos ejemplos incluyen besarse antes de salir de la casa y al llegar a la misma, contarse chistes, compartir lo que han hecho ese día, ver juntos películas románticas.
  3. Demostrar regular e intencionalmente el deseo sexual. Muchos esperan sentir la sensualidad antes de iniciar el sexo. La realidad es que durante diversos momentos de la vida, se siente el deseo sexual más o menos. En lugar de esperar, hay que aprender a tomar turnos e intencionalmente realizar aquello que les anima para hacerlo. Lo ideal es que esto se realice al menos una vez a la semana.
  4. Coquetear todo el tiempo. Mientras son novios, todos coquetean y comparten textos y mensajes sexuales, hablan y sonríen, coquetea el uno con el otro intentando atraer todo el tiempo a la pareja. Muchos se casan y asumen que el coqueteo ya no es necesario, sin embargo este es el componente clave para darle vida a la relación.
  5. Trabajar en ello. Hay que intentar cosas novedosas. Hablar de lo que nos gusta y lo que nos desagrada. Practicar más el romanticismo. Ser afectivo de forma regular. Sin importar lo que se haga, es vital comprender que la intimidad en las relaciones a largo plazo requiere de trabajo por parte de ambos. Mientras los dos estén comprometidos en trabajar en esto, todo saldrá bien.

Ver comentarios