Amatenango del Valle, Chiapas: Hermosas creaciones de alfarería prehispánica.

Amatenango del Valle, Chiapas: Hermosas creaciones de alfarería prehispánica.

Amatenango del Valle, Chiapas: Hermosas creaciones de alfarería prehispánica.

Amatenango del Valle, pueblo de alfarería prehispánica

Amatenango del Valle es un pueblo ubicado en la zona central del estado de Chiapas. Conformada en su superficie por terrenos montañosos y abundante vegetación. Su nombre viene del náhuatl y significa “lugar de amates”. Esta población es de origen tzeltal y es reconocida por su alfarería que aun en nuestros días, utiliza técnicas prehispánicas.

Durante la época prehispánica se dieron los primeros asentamientos en la región. Primero los tzeltales, que más tarde serían invadidos por los mexicas en el año 1486. Durante el siglo XVI, los misioneros le pusieron el nombre de San Francisco, sin embargo después de una sublevación en el siglo XVIII, comenzó a conocerse como Amatenango.

Las mujeres de Amatenango del Valle se caracterizan por su vestimenta típica de falda azul o roja, huipil blanco con bordados en rojo y amarillo. Son ellas precisamente, las artesanas responsables de las ollas, cántaros, tinajas, macetas y figuras zoomorfas, que hacen famoso a este poblado.

La alfarería es una tradición que pasa de generación en generación en Amatenango, por lo que aún se conservan técnicas ancestrales. Todo nace del arte de mezclar tierra y agua, después las piezas de barro son moldeadas a mano, para posteriormente, secarlas y se cuecen con leña a cielo abierto, como se hacía en la época prehispánica.

Con información de Más México.

Ver comentarios

Comentarios