"Mi Capacidad no es Tatuada, Es Demostrada": Asociación Civil que lucha contra la discriminación de personas con tatuajes.

“Mi Capacidad no es Tatuada, Es Demostrada”: Asociación Civil que lucha contra la discriminación de personas con tatuajes.

Un grupo de jóvenes se organizó para luchar contra la estigmatización y el hostigamiento que viven quienes tienen alguna modificación corporal.

Aun cuando estamos en el Siglo XXI y esperamos que las cosas cambien sobre todo en la estigmatización de las personas, la discriminación sigue presentándose en todos los ámbitos en nuestro País, ya sea por motivos raciales, religiosos, tatuajes, perforaciones o las modificaciones corporales, y las personas sufren las agresiones y el hostigamiento que esto provoca y que puede desembocar en tragedias.

Debido a esto, un grupo de jóvenes mexicanos se organizó para luchar formalmente contra la estigmatización y acoso que viven quienes tienen alguna variación corporal.

Bajo este tenor, fue que se creo la asociación civil “Mi Capacidad No es Tatuada, es Demostrada”. Su fundador y director es Roberto Castillo y el objetivo de esta asociación es combatir la discriminación hacia las personas tatuadas, perforadas o con cualquier tipo de modificación.

“Hacemos un acompañamiento legal a las personas que han sufrido discriminación, ya sea al pedir un empleo o por algún despido injustificado. También hemos tenido casos de chicos que son discriminados en las escuelas por su apariencia física”, asegura el activista.

“Nosotros les damos la asesoría jurídica para que puedan hacer algo, y también los canalizamos con el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) o con Conapred si les sucede en otra parte del país, además de que realizamos campañas en medios digitales de concientización, tolerancia y respeto por lo diferente”.

La asociación realiza campañas en redes sociales que a las que se refiere suelen estar acompañadas de mensajes creativos, memes y videos, para darle mayor visibilidad al tema de la discriminación en México.

También imparten cursos de capacitación dirigido a empresas, marcas e instituciones que deseen crear políticas de trabajo inclusivas y ambientes laborales libres de prejuicios y estigmas.

“Suele decirse que sólo si tienes un tatuaje grande te van a discriminar, pero la verdad es que no importa el tamaño del tatuaje. Recuerdo el caso de un chico que trabajaba en Casino Life, y que tenía tatuajes en los brazos, aunque las mangas del uniforme los cubrían“.

La AC que Roberto dirige, impulsa la cultura de la denuncia e invita a las personas que son discriminadas por tener cualquier modificación corporal a avanzar en ese proceso, el cual muchos no llevan adelante porque les parece engorroso o porque no desean meterse en problemas.

“La asociación es grande y todos los servicios que proporcionamos, incluidos los jurídicos y todos nuestros eventos, son completamente gratuitos”.

El Director y fundador de la asociación menciona un caso que fue más allá de lo laboral: Varias personas comenzaron a denunciar que estaban siendo hostigadas dentro las instalaciones de Six Flags, donde los propios empleados del lugar les pedían que se cubrieran los tatuajes o en caso contrario, salieran del parque. En este caso la AC, en compañía de Conapred, presionó mediante sus redes sociales, donde tienen una fuerte presencia, para exigir a la empresa que detuviera estas prácticas, y lograron que se colocara una placa en la que el lugar se comprometía a no discriminar a personas tatuadas.

De acuerdo con Roberto Castillo, algunas empresas mexicanas llevan a cabo diversos tipos de prácticas discriminatorias: “Como algo sistemático, por ejemplo, en la compañía Bimbo no puedes entrar a trabajar si estás tatuado… En las vacantes de empleos que se anuncian en los periódicos ya no está permitido buscar candidatos ‘sin tatuajes’, pero se usa el término de ‘buena presentación’, que también discrimina mucho, porque ¿cuál es la buena presentación? Por cierto, en las escuelas de criminalística alrededor del país también hay muchos estigmas y prejuicios de ese tipo”.

Debido a la discriminación que Roberto ha vivido en carne propia, decidió poner manos a la obra con esta Asociación Civil.

“MCNTD inicia en 2011 como una campaña de concientización en redes sociales que se vuelve super viral. En 2015 decidimos constituir la Asociación Civil, para poder ayudar a la gente, porque la situación que vive una persona morena con tatuajes es distinta a la que vive una persona blanca con tatuajes; suceden un montón de fenómenos y se deben atacar todos con el respeto y la tolerancia”.

“Creo que debemos tratar a todas las personas con el mismo respeto. Si yo perteneciera a una pandilla y saliera a comprar un kilo de tortillas, nadie tiene el derecho de juzgarme si no estoy cometiendo un delito… No se debe discriminar a nadie, en absoluto”, señala Roberto.

Entrevista realizada por El Sol de México.

Ver comentarios

Comentarios